Normativas sobre la instalación de gas natural en tu vivienda

Perito Amigo Valencia Madrid Barcelona

La instalación de gas natural en el hogar debe cumplir con una rigurosa normativa que controla todos sus elementos para mantenerlos seguros. Conocer las normas del RD y sus descripciones técnicas que aprueban los reglamentos técnicos para la distribución y uso de combustibles gaseosos es un requisito imprescindible para conseguirlo.

En RD se cita como norma de obligado cumplimiento la norma UNE 60670.

Reglamento en la instalación de gas natural

El Real Decreto 919/2006 y la norma de instalaciones de gas UNE 60670 son los dos ejes de la regulación del gas natural.

Si nos enfocamos en el análisis de la norma UNE 60670, observamos que consta de 13 partes, aunque las más fascinantes para la seguridad de las instalaciones de gas doméstico son la 3 y la 4.

La Parte 3 trata de las tuberías, accesorios y sus correspondientes uniones que componen las instalaciones de gas natural. Sus diferentes partes determinan los requisitos específicos que cada uno de estos elementos debe cumplir para una instalación confiable y segura.

Por su parte, la Parte 4 de la norma está dedicada al diseño y construcción de instalaciones de gas en viviendas que reciban un suministro a una presión máxima de trabajo inferior o igual a 5 bar. En este sentido, se analizan componentes como las dimensiones de la instalación, los métodos de ubicación de las tuberías o los cortes de fluidos que deben instalarse.

Componentes de control y protección en instalaciones de gas

Asegurar una instalación de gas doméstica significa disponer de unos elementos que controlen en todo momento su correcto funcionamiento, especialmente en lo que se refiere a la presión del circuito. Recalcamos los más importantes.

  • Puntos de presión

Los distintos tramos de las instalaciones de gas doméstico deberán disponer de distintos tipos de puntos de presión capaces de garantizar el máximo funcionamiento en todo momento.

Por tanto, los instalados en tramos inferiores o iguales a 150 mbar pueden ser de baja presión o modelos similares. Se montan mediante soldadura o roscado, o también se pueden incorporar a determinados elementos de la instalación, como reguladores.

  • Tubería

Hay cuatro tipos de plomería que se utilizan para las instalaciones de gas en el hogar:

  1. Vistas, cuando el camino es siempre visible
  2. Alojado en conductos o canales
  3. Enterrado o alojado directamente en el sótano
  4. Instalación en pared o mampostería.

Por lo general, deben verse o revestirse para garantizar que puedan repararse o reemplazarse en cualquier momento de su vida útil en caso de que surja un problema. Además, las líneas de la instalación común deben cruzar siempre las partes comunes del edificio.

  • Calderas de gas

Podemos diferenciar distintos tipos de calderas de gas existentes dependiendo del material, salidas de humos e inclinación.

  • Las calderas estancas tienen una salida de humos metálica con dos conductos: uno que aspira aire limpio del exterior y otro que evacua los humos de la combustión. Según su disposición, pueden ser salidas coaxiales (cuando uno de los tubos está dentro del otro) o dotados de doble tubo de salida de humos, que tienen la ventaja de alcanzar una mayor distancia máxima cuando se descarga el gas.
  • Por otro lado, la temperatura de salida de los humos de combustión de las calderas de condensación es menor. Por tanto, condensan el gas y consiguen generar un flujo de agua de vuelta a la caldera. Dado que la descarga de este líquido es constante, requieren un desagüe cercano para su correcta puesta en marcha

Esta caldera dispone de salidas de humos coaxiales verticales u horizontales, así como de doble tubo, lo que permite mayores distancias de evacuación. Además, requieren cierta pendiente para asegurar la recogida de los condensados ​​y su vertido al alcantarillado.

Instalación de gas natural en calderas

Las instalaciones de gas en los hogares, especialmente las instalaciones de calderas, deberán cumplir con lo dispuesto en los reglamentos técnicos sobre distribución y uso de combustibles gaseosos publicados en el Real Decreto y sus instrucciones técnicas complementarias.

Estas normas de instalación de gas natural implican un conjunto de requisitos muy estrictos a seguir cuando se instalan calderas en diferentes tipos de viviendas. De hecho, comenzaron a distinguir entre las partes de una obra nueva y las que reemplazaron a otra. En base a todos estos conceptos, podemos distinguir:

  • Calderas para viviendas unifamiliares aisladas. Condensan y sellan con bajas emisiones de NOx. En cuanto a la salida de humos, no supone ningún problema ubicarla en la pared siempre que se mantenga a una distancia mínima de 3 metros de los edificios colindantes.
  • Calderas para viviendas en bloque, pareadas o adosadas. En este apartado, es importante señalar que la estanqueidad sólo se puede instalar en edificios de viviendas con acceso directo a la cubierta. Por otro lado, los tanques bajos en NOx solo se colocarán en las paredes exteriores si la comunidad lo permite. Finalmente, coloque el gas condensado en el techo o fachada.

Se puede observar que el cumplimiento de la normativa sobre instalación de gas natural en viviendas es el requisito básico para que cada caldera cubra las necesidades de las distintas viviendas y asegure la correspondiente salida de humos.

Si se sigue la normativa vigente para las instalaciones de gas doméstico, podemos conseguir que cada edificio cuente con las calderas y otros elementos adecuados para mantenerlo en funcionamiento y seguro, optimizando la energía utilizada para calefacción y acs.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y ajenas para añadir funciones (redes sociales) y elaborar estadisticas anónimas (Google). Navegando acepta nuestra Politica de Cookies..

ACEPTAR
Aviso de cookies